a p u n t e s VORAZ

Apuntes y opiniones sobre cine por los colaboradores de revista de Cine VORAZ

martes, marzo 08, 2005

Apostillas sobre la sinopsis y El Fantasma de la Ópera

Una práctica que se vuelve común en cierto tipo de audiencia es la de gozar las sinopsis, algo tan simple y meramente informativo al menos según un supuesto inicial.

Concebidas originalmente como el objeto de alusión a una pieza mayor, como un simplísimo anunciante de un estreno por venir; supongo que en sus comienzos las sinopsis eran una molestia ineluctable.

Pero a medida que se crea sistema, los valores asignados se van trastocando. Se crea una consciencia de la sinopsis y se goza de ello en cuanto a su lógica de nanorelatos, nanometrajes. Los tiempos muertos desaparecen, la información se condensa, el concepto se reinventa y los quiebres se repliegan.

Al mismo tiempo, la relación entre macro y micro se vuelve incongruente. Las sinopsis ya no son el resumen, anuncio o adelanto de películas prontas a aparecer; las sinopsis se vuelven la resignificación de los retazos de una masa mayor.

No giros se tranforman en giros, errores en aciertos, piezas inconexas se conectan para crear nuevas lógicas; nace una falacia renovadora.

La función primera de las sinopsis se ha viciado y nos ha vuelto viciosos; y ahí es donde reside su perversa cualidad.

La mentira se vuelve más atractiva que la, ahora relativizada, verdad.

Y así surgen piezas como "El Fantasma de la Ópera" de Joel Schumacher y Andrew Lloyd Webber; donde el macro da igual, donde uno quisiera negar que lo conoce. Porque no es una sola construcción; parece en realidad varios edificios pegoteados como uno. Esta película se asemeja a una casa remodelada, que combina estéticas, tiempos y movimientos distintos que simplemente no funcionan juntos.

Personalmente solo encontré valor, en aproximadamente un cuarto de la duración, el fragmento barroco, meloso y colorinche.

Por supuesto, a la larga eso no alcanza a hacer el peso; solo adquiere valor pensándolo como hecho para lograr una buena sinopsis (aludiendo a su condición de no-correspondencia a lo macro). Es más, nisiquiera gozamos realmente de su sinopsis, sino que solo de su potencial. Un dudoso goce, abstracto y lejano a más no poder.
("El Fantasma de la Ópera" Dirigida por Joel Schumacher, Escrita y Producida por Andrew Lloyd Webber, actualmente en cartelera, cada vez en menos salas).