a p u n t e s VORAZ

Apuntes y opiniones sobre cine por los colaboradores de revista de Cine VORAZ

martes, octubre 04, 2005

HOTEL; lo inhóspito de lo incierto


HOTEL ha sido una de las películas más concientes de sus estrategias, donde si bien utiliza recursos propios del género de horror se construye en la medida que suspende la explotación de estos mismos recursos, siendo sin duda un film dirigido a la instancia de festival. Una mujer inicia sus labores en un hotel, donde el tedioso cotidiano se acompaña de una pavorosa frialdad en la interacción social, donde abordando el suspenso desde lo mínimo se van creando capas de extrañeza que presentan lúcidamente cierto pánico contemporáneo: la irresolución de conflictos.
El mal no concreto y la ausencia de su búsqueda nos someten a encontrar el sutil pero punzante pánico en lo inhóspito de lo incierto. Es interesante cómo la carencia explicativa concentra las fuerzas de atracción para desbordarse en la frustración del entendimiento y situarnos finalmente en lo cotidiano, es decir cómo la incerteza aparece como norma y nos deja sentados esperando que por lo menos fuera del cine algo tenga un sentido último, asunto también imposible.
La frialdad carente de sentimiento y el plano fijo que deja pasar el tiempo sin remedio provocan el tedioso estado que vive una protagonista sin chance, sumida en el intracendente cotidiano enfrentado a las preguntas. Personajes sin psicologia en una especie de enmudecimiento casi enfermizo hacen caer por momentos en la exageración gratuita, pero la tensión llevada desde un personaje ordianrio y conformista generan una dinámica dramática que si bien parece letargada constituye la esencia de lo mínimo enfrentado a lo macro.

lunes, octubre 03, 2005

JUEGO DE VERANO: UNA GRAN PREGUNTA

"Juego de Verano" es una película extraña, partiendo por el hecho que no es facilmente concebida como una sola pieza. La supuesta co-dirección entre 4 autores se diluye en una pegatina de retazos con distintos niveles de actuación, diferentes lógicas de mundo, disímiles grados de violentación de la moral (que van desde un tímido "hacer pipí" en la plaza, pasando por un tibio robo de un caballo y terminando por un fallido asalto a un transeúnte), etcétera. Y al mismo tiempo es extraña la reacción de muchos medios, tratando de evadir el juicio y esconderse en la idea de "sacar lo bueno de esta película como proceso académico, como tesis, como boceto de unos estudiantes que empiezan". Lo cierto es que "Juego de Verano" se exhibe como película en circuito comercial y no debe eludirse hablar de ella como tal.
Claramente "Juego de Verano" no es la ultima palabra acerca de esta generación, 2 casos ilustran de manera clara el panorama: Paula del Fierro, directora de fotografía aquí, es guionista también de mas de la mitad de los estrenos recientes del cine chileno; y el ejemplo obvio es Matías Bize, que con "Sábado" y "En la Cama" ha demostrado más en unos pocos años, que muchos en décadas.
Esta película puede ser sumamente débil, como es, y al mismo tiempo ser un buen ejercicio para hacer ingresar tempranamente a autores jóvenes en un circuito comercial. Pero si a estos autores se les empieza a tratar como "vacas sagradas" a su modo, el futuro no va a ser distinto del presente, en que los viejos conocidos son ridículamente protegidos, como si su antecedente recalentado tuviera algo sólido y digno de ser tan cuidado.